INFOLAT
Imagen
Comerinterlat
Sitio para la promocion del comercio Internacional
INFOLAT
INFOLAT
Enlaces
!OTRAS INFORMACIONES¡
Resumenes Informativos
INTERCAMBIEMOS INFORMACION
Este sitio está dedicado al intercambiuo de información económica, política, social y general entre las personas interesadas.
Contamos con tus informaciones y opiniones para mejorar continuamente el contenido que ofrecemos en el sitio.
Con este proposito puedes escribirnos a los correos comerinterlat@terra.com y comerinterlat@yahoo.es

!NO DEJES DE ESCRIBIRNOS¡YA SABES,AGRADECEMOS TU COLABORACION¡
Imagen
!ULTIMAS INFORMACIONES¡
Cuba al detalle
Presenta la Oficina Nacional de Estadísticas el Informe Nacional del Censo de Población y Viviendas efectuado en el 2002, tercero realizado en la etapa revolucionaria y el décimo octavo de la historia del país. Internacionalmente se considera la investigación estadística más importante que lleva a cabo una nación
IRAIDA CALZADILLA RODRÍGUEZ
La Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) acaba de mostrar el fruto de un parto complejo en el que más de 95 000 personas, entre estudiantes, profesores, trabajadores y dirigentes de casi todos los organismos, y la colaboración de cuantos vivimos en la Isla, estuvieron involucrados en los diferentes y múltiples registros protagónicos de una investigación trascendente, catalogada como la más completa de las de su tipo realizadas antes y después del triunfo de la Revolución: el Informe Nacional del último Censo de Población y Viviendas del año 2002.
LA CALIDAD DEL TRABAJO SE LOGRÓ GRACIAS A LA REVOLUCIÓN, Y LOS RECURSOS PUDIERON UTILIZARSE DE MANERA TAN EFICIENTE DEBIDO A NUESTRO SISTEMA SOCIAL.
Este es el tercer Censo que se acomete después de 1959 y el décimo octavo en la historia de Cuba (el último fue en 1981). Según José Luis Rodríguez, ministro de Economía y Planificación, refleja una etapa muy importante porque recoge tanto un decenio de auge y desarrollo de la economía nacional, como 10 años de período especial y recuperación. Dos etapas marcadas por características diferentes y, sin embargo, los resultados de la investigación validan los logros de la Revolución y nos ofrecen la información de aquellos aspectos en los que todavía debemos seguir trabajando y son objeto de análisis.
El Ministro hizo referencia a varias singularidades: es un Censo de país desarrollado por su solidez y características, hecho por un país que no tiene los recursos de una nación desarrollada, pero que optimizó aquellos con que cuenta; se trabajó con mucha diligencia y organización, y el factor humano fue decisivo en la movilización, sobre todo, en el momento pico; es el primero que se hace en la Isla descentralizándose y digitándose la información, por lo que se requirió de un control de calidad superior.
Rodríguez lo afirmó: no hay Censo en el mundo que dé una confiabilidad como este, la calidad del trabajo se logró gracias a la Revolución, y los recursos pudieron utilizarse de manera tan eficiente debido a nuestro sistema social. Y más adelante añadió que forma parte de un proceso de perfeccionamiento de las estadísticas en Cuba, las cuales tienen que ser capaces de reflejar nuestros cambios y sentar las bases para todo cuanto nos propongamos en lo adelante. Tienen que reflejar todo cuanto hace la Revolución, mostrar su realidad.
LA ISLA EN POR CIENTOS
El Censo del 2002 tuvo una cobertura de 99,83% en viviendas censadas y 99,77% en personas, lo cual demuestra la consistencia y sustentabilidad de los resultados al poder utilizarse con confianza por los diferentes usuarios para la toma de decisiones. Si internacionalmente se considera que un trabajo como este es bueno cuando su error de cobertura es de alrededor o inferior al 2%, entonces podemos afirmar que el nuestro es excelente.
Según explicó Juan Carlos Alfonso Fraga, director general del Censo y del Centro de Estudios de Población y Desarrollo de la ONE, el documento aporta que en el momento censal residían de forma permanente en el país 11 177 743 habitantes (en la actualidad es de 11 241 291), en 3 534 327 unidades de alojamientos, para un promedio de 3,16 personas por cada una. De ellas, el 99,8% eran viviendas particulares construidas especialmente para ese fin.
En total, entre los dos censos la población creció en 1 454 138 habitantes y las unidades de alojamiento en 1 165 854, lo que muestra una relación de 1,25 habitantes por unidades de alojamiento.
Otros datos interesantes: el 95,5% de las viviendas están electrificadas (en las zonas urbanas llega al 99,6); el 96,4 cuenta con local para cocinar; y el 91,3 de ellas y el 92,6 de la población, tiene servicios sanitarios dentro o fuera del alojamiento. El promedio de personas por total de piezas de la vivienda es de 0,8 y por pieza para dormir de 1,3 lo que revela que no hay hacinamiento a nivel nacional.
CRECEN LAS MUJERES, LA EDAD Y EL MESTIZAJE
El Censo apunta el equilibrio por sexo, pues el 50,03% de la población residente permanente es masculina y el 49,97 femenina. El país presenta un proceso de envejecimiento al mostrar un 14,7% de sus habitantes con 60 o más años, mientras la edad promedio de la población es de 35,1 años. También hay tendencia al mestizaje, con un aumento de las personas clasificadas en ese color de piel hasta un 24,9%, valor mayor que en el Censo de 1981, e igualmente al incremento de personas unidas, divorciadas y viudas, y una disminución de las solteras.
El 75,9% del total de la población reside en zonas urbanas; 54,5 en ciudades (asentamientos humanos de 20 000 y más habitantes), y 39,4 en ciudades de 100 000 y más personas. Las provincias millonarias son Ciudad de La Habana, Holguín y Santiago de Cuba.
La densidad poblacional del país en el 2002 indicaba 101,7 habitantes por kilómetro cuadrado. En tanto, en los 7 075 asentamientos en el territorio nacional reside el 92,5% de la población, y solo 835 297 personas en los denominados asentamientos dispersos. En montañas está el 6,2%, y apenas el 0,01 en los cayos.
DE TODO UN POCO
Cuba hoy exhibe un impresionante aumento de la población por niveles educacionales, con casi 6,5 millones de personas con enseñanza media o superior terminada; el grado promedio en quienes se ubican en los 15 años o más es de 9,5.
Casi un 50% de quienes tienen 15 años y más son económicamente activos y el 97% estaba ocupado (en la actualidad supera el 98%). El 22,9% de esa fuerza empleada es profesional y técnica (casi un millón), y el 61,3 de la misma son mujeres. La edad media en ese segmento poblacional es de 40 años y su nivel educacional promedio de 10,9 grados. El 85,42% de quienes trabajan han concluido la enseñanza media superior.
Y para quienes están preocupados porque la capital no aguanta más: el 32% de sus moradores no nació en ella, unas 700 242 personas. Otros datos dicen que aproximadamente el 30% de la población cubana, alrededor de 3,4 millones de habitantes, reside en un lugar distinto al de su origen; el 0,14% dio su primer grito en otro país; y en las provincias orientales vio la luz primera el 40,7% de nuestra gente, aunque 916 241 han emigrado hacia otras provincias y a Ciudad de La Habana 327 818.
Esto y mucho más recoge el Censo del 2002, un compendio que integra los asentamientos humanos en Cuba, su número, tamaño, hogares, unidades de alojamiento, y urbanización, así como especificidades relacionadas con la población, sus zonas de residencia, color de la piel, estado civil o conyugal, familias, edades, y migraciones, entre otras peculiaridades que es necesario tener en cuenta para la toma de decisiones.
Un ejemplo de ello es que con posterioridad al Censo, este se ha utilizado de manera permanente y continua con la entrega de alrededor de 80 acciones informativas para el conocimiento y toma de decisiones en importantes aspectos relacionados con políticas sociales del país, para el aumento de la calidad de vida de su población, la defensa, el programa de la vivienda, estudios e investigaciones sociales, económicas y demográficas a nivel nacional y territorial, como informó Juan Carlos Alfonso Fraga.
TRABAJO INTEGRADOR
Oscar Mederos, jefe de la Oficina Nacional de Estadísticas, al presentar oficialmente el Informe destacó la importancia de este trabajo para el país, pues pocas naciones pueden mostrar una utilización tan efectiva y una rápida introducción en su vida económica y social de sus resultados, además de lo que significa para estadísticos, investigadores y la propia población.
Internacionalmente, dijo, se consideran estos censos como la investigación estadística más importante que lleva a cabo una nación. En nuestro caso, cuenta con el auspicio oficial del Gobierno, quedaron censadas toda la población residente permanente y sus viviendas, y se realizó en un mismo tiempo, 10 días. El compendio de la información se encuentra en 13 capítulos y 61 tablas que explican características generales, poblacionales, educacionales, económicas y de viviendas.
También mostró la página principal del Sitio Oficial del Gobierno de la República de Cuba, de cuya administración está encargada la ONE. Añadió que durante este año y con cierre del 30 de octubre, se habían contabilizado 3 560 226 páginas visitadas por 16 321 569 accesos de internautas de más de 120 países, sin contar Cuba, y 1 759 solicitudes de informaciones sobre diversos temas han llegado desde todos los continentes. En este sitio se ubica ya el Informe Nacional del Censo de Población y Viviendas.
Agregó que la primera utilización de la valiosa información la hizo el Comandante en Jefe Fidel Castro, en el acto central por el Aniversario 50 de los Asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, el 26 de Julio del 2003, en Santiago de Cuba, donde comparó sus resultados con los del censo de 1953, constatando los grandes avances sociales y económicos de la Revolución.
Anunció también que al Informe Nacional seguirán otros estudios y análisis sobre los diferentes temas investigados en el Censo, los cuales se realizarán de conjunto con organismos y centros de investigaciones y académicos.
En la presentación, que contó con la asistencia de Juan Carlos Robinson, miembro del Buró Político del Partido; Ernesto Suárez, secretario de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y Roberto Verrier, presidente de la Asociación de Economistas de Cuba, entre otros dirigentes, se entregó simbólicamente la versión digital del Informe a los ministerios de Educación, Cultura, y de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, y a la Unión de Jóvenes Comunistas, de manera que puedan extenderlo a sus redes informatizadas.

En ese mundo en crisis, Cuba es la excepción
Compañero Comandante en Jefe Fidel Castro, Presidente del Consejo de Estado y de Ministros;
Compañero Ricardo Alarcón, Presidente de la Asamblea Nacional;
Compañeras y compañeros diputados:
El año que termina no ha sido un año cualquiera en lo que a economía se refiere. Ha sido un año de profundo significado porque en él se combinaron fuertes adversidades como fueron tres huracanes, la sequía más intensa en un siglo y las interrupciones eléctricas, con la puesta en práctica de nuevas y revolucionarias ideas sobre el desarrollo socioeconómico, con la continuidad y maduración de importantes programas de la Batalla de Ideas y con el crecimiento económico más elevado y medido con mayor justeza que se haya registrado desde 1959.
Recordaremos al 2005 como un año de impresionantes resultados obtenidos frente a formidables desafíos planteados por el gobierno de Estados Unidos, por la naturaleza y por la permanente necesidad de desarrollar un pensamiento creativo para romper los esquemas que en economía, pretenden presentar la construcción del socialismo como una ciencia exacta e inmutable.
En el 2005 el medio natural fue riguroso y desfavorable. Alcanzó su máxima intensidad la mayor sequía en el último siglo: el agua embalsada disminuyó hasta el 26,7% de la capacidad total y obligó a llevar agua con pipas, en una complicada y costosa operación, a unos 2,6 millones de personas. Provocó pérdidas estimadas en 1 350 millones de dólares.
La temporada ciclónica fue excepcionalmente activa y tres huracanes causaron cuantiosas pérdidas. Uno de ellos, el Dennis afectó 10 provincias, destruyó 28 082 viviendas y afectó a 175 615.
No obstante, los resultados económicos y sociales han sido de alto calibre y podrían sintetizarse —con los riesgos que implica la síntesis— en la terminación de unas 700 obras de la Batalla de Ideas, en una profundización de la justicia social mediante la elevación del salario mínimo, de las pensiones y prestaciones de la asistencia social que beneficiaron directamente a 5 millones 111 mil 267 compatriotas; en la rápida puesta en práctica de nuevas concepciones sobre el desarrollo del sistema electroenergético basadas en el ahorro y la eficiencia; en una batida frontal contra la corrupción y el delito apoyada en los valores éticos y morales sembrados por la Revolución; en un crecimiento económico de 11,8% del PIB que, tratándose de Cuba y medido en la forma adecuada a nuestra realidad, expresa verdadero desarrollo volcado hacia el pueblo y no un simple crecimiento de cualquier tipo de transacciones mercantiles.
Los resultados alcanzados tienen estrecha relación con decisiones de política económica tomados en este año y en el anterior, que crearon una base general favorable e introdujeron una correcta centralización en el manejo de las divisas y eliminaron la dispersión e ineficacia asociados a la acción de entidades que anteriormente tomaban decisiones sobre su uso.
El control de cambios, la consolidación del peso convertible y la expulsión del dólar de la circulación han sido pasos de gran importancia dados por la Revolución, a los que se unió en este año la revaluación del peso cubano y la devaluación del dólar.
Estas decisiones de política monetaria fortalecieron la soberanía del país, le quitaron al gobierno de Estados Unidos instrumentos para hacernos la guerra económica y contribuyeron a lograr un funcionamiento de la economía acorde con los intereses estratégicos de la nación.
El rumbo acertado de la política monetaria y la mejoría en el desempeño general de la economía, en unión con el cumplimiento riguroso de los compromisos financieros externos, ha ampliado la capacidad crediticia del país, permitiendo que el 73% de los financiamientos sean ahora a largo y mediano plazo. Las decisiones de carácter estratégico tomadas centralmente y con sentido de país, van demostrando que solo así es posible avanzar en la construcción del socialismo.
En este año el sistema electroenergético ha sido protagonista de molestias a la población y costos para la economía causados por las interrupciones, pero también sus problemas han servido para generar una verdadera revolución en la forma de producir electricidad, así como en las vías para su ahorro y uso eficiente con una mayor calidad en los medios empleados para lograrlo, que a su vez mejoran la calidad de vida de la población.
El sistema electroenergético correspondiente a la época del petróleo barato; basado en termoeléctricas gastadoras de combustible que concentra en pocas unidades porcentajes muy elevados de la generación total, demostró ser no solo ineficiente, sino altamente vulnerable.
Las acciones para enfrentar la debilidad del sistema eléctrico apuntan a una solución integral del problema, que coloca al país en una situación superior en términos de eficiencia, de seguridad en el servicio y de seguridad para la defensa y la vitalidad del país.
El precio promedio del barril de petróleo en este año ha sido de 56,5 dólares. Fue de 31 dólares en el 2003 y el próximo año se espera que esté por encima de los 60 dólares. Estos altísimos precios ya no son coyunturales como lo fueron en el pasado, sino que continuarán siendo altos porque obedecen ya no a oscilaciones de corto plazo en la oferta y demanda, sino a una escasez real de petróleo combinada con el inmenso derroche que se deriva del voraz consumismo de los países desarrollados. El agotamiento del petróleo en un plazo de unos 30 años, a los actuales ritmos de consumo despilfarrador, no es una profecía catastrofista, sino una realidad cercana.
Con esos altísimos precios del petróleo el país gasta 3 millones 800 mil toneladas de combustible para generar electricidad en el vulnerable e ineficiente sistema eléctrico que tiene un aprovechamiento de apenas el 60% de su capacidad.
A partir de esas realidades el ahorro es la fórmula básica y la única vía adecuada para enfrentar el desafío energético.
En la carrera demencial hacia el rápido agotamiento del petróleo, en la cual Estados Unidos marcha como puntero en el derroche y la contaminación, acompañado por los países ricos y —como triste paradoja— por gran cantidad de países pobres atrapados en el modelo consumista y sin advertir siquiera que lo están, el ejemplo de Cuba brilla con luz propia.
Ante el dilema energético que al mundo plantea el agotamiento del petróleo, la política de ahorro trazada por el compañero Fidel aparece como el camino más racional para extender el plazo que permita adoptar y estabilizar fuentes alternativas de energía.

Este es un modelo energético al que inevitablemente tendrán que prestar atención los países pobres e incluso los países ricos a los que la crisis del modo de funcionamiento basado en el petróleo impacta con creciente fuerza.
El transporte ha tenido severas limitaciones en los años de período especial y por eso, son buenas noticias que la transportación ferroviaria esté siendo recuperada con la reparación de locomotoras y vagones, el ingreso de nuevas locomotoras y otros equipos, así como la próxima reparación de las vías, la integración del ferrocarril del MINAZ en una sola estructura y la reparación de sus equipos que reforzarán la capacidad del sistema.
Ha mejorado la actividad portuaria recibiendo algunos nuevos medios. No puede dejar de destacarse la operación para extraer la elevada cantidad de mercancías, especialmente alimentos, almacenados en los puertos, que dirigida por el MINFAR, debe culminar el año con la transportación de 1,9 millones de toneladas en los últimos meses.
En esta operación se ha puesto de manifiesto que la correcta organización, la disciplina y el control son más determinantes que la incorporación de recursos para aumentar la eficiencia del transporte de carga.
Se ha comenzado a mejorar el transporte interprovincial de pasajeros con la compra de 1 000 nuevos ómnibus, de los cuales hay ya 200 trabajando desde hace meses en importantes tareas de la Revolución.
El alto crecimiento del 11,8% del PIB de Cuba en este año es el mayor registrado desde 1959.
Para calcular nuestro PIB se aplicó en el 2004 y en este año un método que reduce la desventaja en que nos colocaba el sistema aplicado internacionalmente y que está concebido para reflejar el desempeño de economías capitalistas donde las transacciones de mercado —con independencia de la naturaleza y el sentido social de ellas—, aumentan el PIB.
La realidad cubana, en la que sectores tan importantes y de tanto peso en el empleo como la educación, la salud, la cultura, el deporte, no tienen en la compra-venta de sus actividades la base de su existencia, como ocurre en las economías de mercado, no encaja en el molde del PIB tradicional. Como en Cuba estos servicios básicos no se mueven por la compra-venta de salud, de educación, de cultura o deporte, el PIB tradicional solo sumaba en ellos los gastos incurridos, por lo que quedaba subvalorado el valor agregado generado en estos servicios de fundamental significado social y humano.
Nuestro método actual ha mejorado el cálculo del valor agregado que se genera por estos servicios, a pesar de que aún se aplican tarifas muy por debajo de las normas internacionales.
En las economías capitalistas el crecimiento del PIB no implica necesariamente que crezcan actividades de progreso y utilidad social, ni tampoco expresa equidad en la distribución de ingresos entre las clases sociales.
En Cuba el crecimiento del 11,8% del PIB es real y no se apoya en la producción de armas, en el tráfico de drogas, en la construcción masiva de cárceles, en el lucro privado de la salud, la educación u otras actividades mercantiles que incrementan el PIB de Estados Unidos.
Alguien poco sospechoso de ser marxista o favorecer al socialismo, como Robert Kennedy, describió en 1968 las limitaciones del PIB, refiriéndose al de Estados Unidos en los siguientes términos: “nuestro producto interno bruto suma la contaminación del aire y la publicidad de cigarrillos y las ambulancias que limpian las carreteras de la carnicería. Suma las cerraduras especiales para nuestras puertas y las cárceles para quienes las violan. Suma el napalm y el costo de una cabeza nuclear y los vehículos blindados que se enfrentan a los disturbios en nuestras calles. Sin embargo el producto interno bruto no incluye la salud de nuestros hijos, la calidad de su educación o la alegría de sus juegos. No mide nuestra inteligencia ni nuestro valor, ni nuestra sabiduría ni nuestro aprendizaje”.
Nuestro crecimiento del PIB incluye, entre otras, las siguientes realidades:
• En nuestro país, en este año 2005 finalizó la reparación capital de 129 policlínicos con todos los nuevos servicios incluidos. El programa de servicios de rehabilitación fue prácticamente concluido con la terminación de 452 instalaciones.
• Las salas de terapia intensiva en los municipios alcanzan ya la cifra de 121, en las que el índice de sobrevivencia de los pacientes es de casi 98%.
• Los servicios médicos ofrecidos por nuestro personal de salud en el exterior en más de 60 países.
• El programa de remodelación y ampliación de hospitales de excelencia ya se extiende a 52 unidades e incluye equipamiento de la más alta tecnología del mundo.
• La Operación Milagro con su profundo sentido solidario y humano para curar afecciones de la vista de nuestra población, de pacientes venezolanos y de otros pueblos que se incorporan a este servicio. En ella se han realizado hasta el 16 de diciembre 172 306 operaciones a pacientes no cubanos. Teniendo en cuenta a los pacientes cubanos serían 208 000 operaciones.
• La producción de medicamentos de la industria farmacéutica crece más de 26%.
• El turismo creció 12,3%, alcanzando a recibir 2,3 millones de turistas y registrando incremento en los ingresos y reducción en los gastos.
• En la enseñanza primaria la cantidad promedio de alumnos por grupo es de 18,8. En la secundaria básica se desarrollan los nuevos métodos de enseñanza con los profesores generales integrales, se reduce la cantidad de estudiantes por grupo a 30 y se asegura la doble sesión y la merienda escolar. En el preuniversitario se reduce el tamaño de los grupos a 30 alumnos. En todos los niveles de enseñanza los estudiantes tienen acceso a la computación.
• La universalización de la enseñanza superior alcanza la impresionante cifra de 500 mil estudiantes, de ellos 360 mil en 2 133 sedes en todos los municipios del país. Cuba se convierte en lo que algunos analistas llaman un país-universidad, donde la enseñanza superior al alcance de todos no es retórica, sino realidad concreta.
• Prestan servicios 6 318 instructores de arte.
• Se publicaron 477 títulos de libros con un total de 4,4 millones de ejemplares.
• La Universidad de Ciencias Informáticas alcanzó a tener ya 8 mil estudiantes.
• El níquel se afianzó como el principal ingreso por exportación de bienes, alcanzando una producción similar a la del año anterior, y logrando precios superiores a los previstos.
• Las inversiones crecieron casi 39%, un crecimiento más de 5 veces superior al alcanzado en el año 2004.
• Las exportaciones, de las cuales el 70% son servicios, crecieron 27,9%.
• Fueron terminadas 39 261 viviendas como parte del Programa de la Vivienda presentado a la Asamblea Nacional el pasado 1 de septiembre. Esta cifra es 2,5 veces superior con relación a las viviendas terminadas en el año anterior.
La enumeración anterior no pretende incluir todos los factores que intervienen en el crecimiento del PIB, ni agotar el comentario que merecerían otros, teniendo en cuenta el dinamismo de nuestra economía en el año 2005 y las nuevas concepciones y métodos de trabajo que significan mayor control y eficiencia.
Lo mencionado hasta aquí demuestra que el crecimiento del PIB cubano está dirigido a la satisfacción de necesidades y a la superación de nuestro pueblo. Ese crecimiento no va a parar a manos de una élite privilegiada y ocurre en un país muy especial donde nadie está desamparado, todos tienen acceso a la salud, la educación, la cultura, no hay hambrientos y el desempleo es de 1,9%, lo que deja boquiabiertos de asombros a los latinoamericanos que padecen un promedio regional de desempleo de 9,3%.
Mientras para los cubanos transcurría el año 2005 con sus batallas contra las agresiones del imperio, contra el despilfarro y a favor del ahorro, por el avance de los programas de la Batalla de Ideas, en América Latina continuó acentuándose la crisis del neoliberalismo en un año donde la región alcanzó un crecimiento promedio de 4,3%. A este crecimiento la Comisión Económica para América Latina de Naciones Unidas (CEPAL) le llama “hecho sumamente positivo”, aunque lamenta que la región esté creciendo menos que otras regiones del mundo.
En realidad, la mejoría es patética, pues aunque se informa de una reducción del número de pobres de 222 a 213 millones que representan el 40,6% de la población, su porcentaje respecto a la población total es todavía mayor que en 1980.
América Latina, con sus tres décadas de política neoliberal a cuestas, sigue siendo la región del planeta con la más injusta distribución del ingreso, tiene en condición de indigencia a 41 millones de niños menores de 12 años y a 15 millones de adolescentes entre 13 y 19 años, padecen hambre 53 millones de sus habitantes y 42 millones de adultos son analfabetos.
La crisis del neoliberalismo se hizo más profunda y evidente en este año y se manifestó al menos en tres sucesos destacados: el fracaso de Bush y sus lacayos en el intento de revitalizar el ALCA en Mar del Plata y el contundente rechazo popular allí al Presidente de Estados Unidos, el apoyo a la Revolución Cubana y a la Revolución Bolivariana; el reciente ingreso de Venezuela al MERCOSUR y la amplia victoria electoral de Evo Morales en Bolivia, derrotando al candidato de la oligarquía neoliberal.
El neoliberalismo, que hace apenas una década dominaba en todos los países de América Latina, excepto en Cuba; que intentaba cercarnos armado de su aparente fortaleza frente a nuestras dificultades, y seducirnos dando consejos desde una supuesta ciencia económica infalible, no puede ocultar hoy su fracaso ni contener el repudio de los pueblos de América Latina y el Caribe.
Mientras el neoliberalismo se va debilitando en América Latina y el empantanamiento en Iraq se hace irreversible, el presidente Bush declaró el 19 de diciembre que “nos dirigimos hacia el nuevo año con una economía que es la envidia del mundo”.
Invocar un sentimiento tan bajo como la envidia para alardear de la supuesta bonanza de la economía de Estados Unidos, se corresponde exactamente con el nivel cultural y la catadura moral del personaje, pero algunas realidades norteamericanas poco envidiables, bastarían para destruir la arrogancia de tal afirmación.
No es muy envidiable tener un déficit fiscal y comercial crecientes que entre ambos suman más de 1 millón de millones de dólares, que provoca desconfianza hacia la economía norteamericana y amenaza con hundir al dólar.
No es envidiable contar con 36 millones de pobres, 9 millones de desempleados, 6 millones con empleos precarios y 12 millones que sufren hambre crónica y malnutrición.
No es envidiable que 135 mil niños lleven armas a las escuelas o que 6,6 millones de personas consuman regularmente drogas duras.
No es envidiable que 2 millones de personas se encuentren en prisión o que en un año sean asesinadas 23 mil y 85 mil sean heridas de bala.
La economía que Bush proclama como la envidia del mundo es la misma que apenas en el 2001 sufrió una crisis financiera que estremeció al sistema y que incuba ahora otra probable crisis en el sector inmobiliario donde ha surgido otra llamada burbuja especulativa similar a la que estalló en 2001 en el sector de la informática.
Compañeras y compañeros diputados:
Nos disponemos a iniciar el año 2006 contando con sólidas realidades a nuestro favor.
Tenemos una acertada estrategia para la transformación a fondo del sistema electroenergético que permitirá producir un ahorro sustancial de combustible, contar con un sistema seguro y eficiente y propiciar mayor bienestar a la población mediante la utilización de utensilios eléctricos de mayor calidad.
Después de seis años de vida, la Batalla de Ideas aporta el decisivo caudal de solidaridad humana, cultura y conciencia, apoyada en programas cumplidos o en ejecución, que nos permite mirar con confianza hacia el próximo año y los siguientes.
Contamos con la irrenunciable decisión de derrotar al robo y la corrupción. Para triunfar en esa batalla tenemos las armas de la ética y la vergüenza que pueden ser despertadas y movilizadas en los humanos. Y contamos también con la fuerza preparada para cerrarle el paso a los bandidos, como lo demuestra la actuación de los trabajadores sociales en el control de la distribución y venta del combustible. La Revolución tiene la fuerza moral, la fuerza legal y en especial, la fuerza humana para derrotar a los ladrones y corruptos.
Nuestro sector de turismo crece con vigor y eleva su eficiencia. El níquel ha consolidado su papel como principal exportador de bienes.
Continúan desarrollándose las excelentes relaciones de intercambio y colaboración con la República Bolivariana de Venezuela y la República Popular China.
En el año que finaliza, el Presupuesto del Estado cumplió sus funciones respecto a la actividad presupuestada y apoyó los imprescindibles gastos derivados de huracanes y sequía, aumentos de salarios y pensiones y desarrollo de variados programas de beneficio social. El déficit de 4,2% con relación al PIB tiene una explicación clara en el informe que el Ministerio de Finanzas ha entregado a los diputados y la Comisión de Asuntos Económicos recomienda a la Asamblea Nacional su aprobación. De igual modo recomiendo a la Asamblea Nacional la aprobación de los Lineamientos para el Plan de la Economía Nacional y el Presupuesto del Estado para el año 2006.
Dentro de pocos días arribaremos al Aniversario 47 del triunfo de la Revolución que hizo de Cuba un lugar de excepción en el mundo.
Este mundo de principios del siglo XXI es aquel donde impera la explotación, el egoísmo, la injusticia. Aquel donde 10 millones de niños mueren cada año debido a la falta de medicamentos que cuestan centavos y que podrían salvarse si Estados Unidos y Europa destinaran a ellos solo una pequeña parte de lo que gastan cada año en cosméticos o helados. El mundo en el cual el 80% de la población vive en el subdesarrollo, mientras se gasta un millón de millones de dólares en embrutecer y estafar a los consumidores con propaganda comercial.
En ese mundo en crisis, Cuba es la excepción, pues a nadie explota, agrede, invade, ni permite que la exploten. Sus acciones son curar, salvar, educar.
Cuenta Cuba con armas poderosas para defendernos. Sobre ellas el Comandante en Jefe expresó el pasado 17 de noviembre en el Aula Magna de la Universidad de La Habana: “Nosotros poseemos otro tipo de armas nucleares, son nuestras ideas; nosotros poseemos armas del poder de las nucleares, es la magnitud de la justicia por la cual luchamos; nosotros poseemos armas nucleares en virtud del poder invencible de las armas morales”.

Marchamos ante esa pérfida y provocadora oficina, como marcharemos al combate contra cualquier agresor
• Palabras pronunciadas por el presidente Fidel Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al pueblo de Cuba, al noble pueblo de Estados Unidos y a la opinión pública mundial, al iniciarse la Marcha del pueblo combatiente, frente a la Oficina de Intereses (SINA), 24 de enero del 2006, "Año de la Revolución Energética en Cuba"

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado)
Se ha encendido el cartelito, ¡qué valientes son las cucarachas!, parece que Bushecito les dio la orden (Risas).
Queridos compatriotas:
Al iniciarse la marcha frente a la pérfida y provocadora oficina del imperio, deseo reiterar lo que dije el domingo al finalizar mis palabras al pueblo heroico de nuestra querida patria, al noble pueblo de Estados Unidos y a la opinión pública mundial:
"El gobierno de Estados Unidos busca deliberadamente los siguientes objetivos:
"Primero: Poner en libertad al terrorista Luis Posada Carriles, al que las autoridades de ese país, incluido el padre del actual Presidente, entrenaron y utilizaron para cometer monstruosos crímenes contra el pueblo de Cuba. Este repugnante personaje fue reclutado y entrenado desde 1961 para cumplir misiones especiales en la invasión mercenaria de Bahía de Cochinos; entrenado ulteriormente para cometer horribles actos terroristas contra Cuba, para lo cual fue preparado con esmero junto a Orlando Bosch, amnistiado por Bush padre cuando era Presidente; instruido para participar en la Operación Cóndor, organización internacional terrorista que cometió odiosos crímenes contra personalidades latinoamericanas; organizador y autor intelectual del sabotaje y la explosión en pleno vuelo de la nave de Cubana de Aviación, que costó la vida de 73 personas, el 6 de octubre de 1976 en Barbados; liberado por la CIA de la prisión en Venezuela el 18 de agosto de 1985; vinculado de inmediato a la guerra sucia contra Nicaragua, suministrando armas desde El Salvador y trasladando drogas a Estados Unidos en los mismos aviones que traían las armas. Luis Posada Carriles mantuvo siempre estrechos vínculos con los órganos de inteligencia de Estados Unidos y fue financiado por varios gobiernos de ese país y utilizado a través de la llamada Fundación Cubano-Americana, a lo largo de más de cuatro décadas, para tratar de asesinar al Jefe del Estado cubano. Fue puesto en libertad por gestiones del actual Presidente de Estados Unidos, mediante indulto suscrito por la presidenta de Panamá, Mireya Moscoso, el 26 de agosto del 2004. Conducido bajo protección del gobierno de Estados Unidos a un país centroamericano, fue autorizado a ingresar clandestinamente al territorio norteamericano, lo que hizo entre el 18 y el 20 de marzo del 2005, en el yate Santrina, conducido por el connotado terrorista Santiago Álvarez, hoy extrañamente también preso por trasiego de armas y gravísimas violaciones de las leyes de seguridad de Estados Unidos. Nadie en el mundo podrá negar estas verdades.
"Segundo: El actual gobierno de Estados Unidos ha fracasado totalmente en sus planes de aislar y de asfixiar económicamente a Cuba, no se resigna a su fracaso y se desespera peligrosamente.
"Tercero: El gobierno de Estados Unidos hizo todo lo posible por satisfacer los deseos de la mafia terrorista cubanoamericana, que condujo al presidente George W. Bush, mediante fraude en la Florida, a la disputada presidencia de ese país.
"Cuarto: El presidente Bush y su gobierno se han comprometido con el macabro plan de transición para Cuba, una grosera injerencia en la soberanía de nuestro país, que lo conduciría a siglos de retraso.
"Quinto: El gobierno de Estados Unidos adoptó todas las medidas para privar a Cuba de ingresos absolutamente legítimos, obstaculizando todo envío de remesas, apelando incluso al inhumano procedimiento de prohibir o dificultar el máximo a residentes de ese origen en Estados Unidos las visitas a familiares cubanos.
"Sexto: El gobierno de Estados Unidos, por presiones de la mafia cubanoamericana, se propone entre sus primeros pasos violar abiertamente el Acuerdo Migratorio con Cuba.
"Séptimo: El gobierno de Estados Unidos busca pretextos para impedir a toda costa la venta de productos agrícolas a Cuba, que se viene realizando en volúmenes crecientes sin que nuestro país haya dejado de pagar puntualmente un solo centavo durante cinco años, algo que ese gobierno no creía posible en una nación agredida y bloqueada.
"Octavo: El gobierno de Estados Unidos, inconforme con la decisión adoptada por el presidente Carter el 30 de mayo de 1977, se propone forzar una ruptura de los actuales vínculos diplomáticos mínimos con Cuba. Las groseras provocaciones que se vienen realizando desde su Oficina de Intereses en La Habana, no tienen ni pueden tener otro propósito.
"El gobierno del presidente Bush sabe muy bien que ningún Gobierno del mundo puede aceptar tan perverso ultraje a su dignidad y soberanía.
"La conducta y las acciones de respuesta de Cuba frente a las provocaciones del imperio serán absolutamente pacíficas, pero golpearemos con toda la fuerza de nuestra moral el insulto, y estaremos dispuestos a responder con todas las armas y a derramar hasta la última gota de sangre para rechazar cualquier agresión bélica del imperio revuelto y brutal que nos amenaza. Nadie olvide un instante aquella grandiosa promesa del Titán de Bronce: quien intente apropiarse de Cuba recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre si no perece en la lucha" (Aplausos).
Observaré esta marcha junto a los ardientes pioneros y estudiantes que desde la Tribuna Antimperialista —un poco más allá— alientan a nuestro valiente y combativo pueblo, que marchará hoy ante esa pérfida y provocadora oficina, como marchará al combate contra cualquier agresor.
¡Patria o Muerte!
¡Venceremos!
(Ovación.)



RESUMEN INFORMATIVO

En la segunda pagina pueden ver una muestra del servicio de Resumen Informativo que les brindamos.

Este servicio tiene la particularidad que permite que,por la misma cuota trimestral, a su solicitud,pueden ampliarse y profundizarse informaciones publicads en el Resumen u otras vinculadas a esta

!SUSCRIBASE¡
 
Escríbeme
Para más información